¡A divertirse! Juegos del Parque Rodó

¡A divertirse! Juegos del Parque Rodó

Category: Montevideo

Al momento de divertirse al aire libre los juegos del Parque Rodó son una muy buena opción. Tanto para grandes como también para chicos las ofertas son variadas.

Los juegos se han ido modernizando, algunos ya no están como El Tren Fantasma y la Montaña Rusa entre otros, a su vez hay nuevos, inaugurados hace poco tiempo como la Casa del Miedo, además que toda la zona a su alrededor se esta modificando dándole a los juegos un entorno distinto.

Juegos y Parque: historia

Los arquitectos franceses Carlos Thays y Carlos Racine diseñaron a fines del siglo XIX y principios del XX lo que en ese entonces era el Parque Urbano, hoy Parque Rodó.

La Montaña Rusa fue el primer juego electrónico, que funcionó hasta agosto del 2013, fecha en la que fue desarmada y vendida a empresarios mexicanos.  En los últimos tiempos a uno ya le daba miedo subirse porque se escuchaba el ruido de las ruedas de los carros sobre los rieles que obviamente iban a alta velocidad, como que se iba a derrumbar en cualquier momento. A pesar de ello, para mí, uno del mejores del parque.

En su lugar se instaló la Casa del Terror en diciembre de 2014 siendo la atracción “de miedo” antes atribuida al Tren Fantasma. Poniendo énfasis en esto, vale destacar que se utilizó lo último en atracciones de terror (mejores que las del Tren Fantasma) para asustar a los que entren a esta casa.

También está la calesita, infaltable en cualquier parque de diversiones, fue remodelada y renovada en 2005, a causa de la caída sobre ella de un árbol en el temporal del 23 de agosto de dicho año.

En conclusión, los juegos han tenido mejoras y eso es muy positivo.

Al aire libre

Los fines de semana o feriados son los días de más afluencia de público, al estar cerca de la rambla de la playa Ramírez la gente aprovecha para tomar sol, caminar, tomar mate, andar en bici y también hasta para hacer deporte

Del mas chico al mas grande

Al Parque Rodó van niños, pre adolescentes y también adultos, todos se divierten.

La Ruega Gigante es de los juegos más añejos, visible desde lo lejos debido a su altura y magnitud.

También se encuentra el Gusano Loco que su función es ir para atrás y para adelante reiteradas veces, que es recomendado para los más chicos, ya para los no tan chicos tenemos al otro, el Gusano Manzana (imagen destacada), ¡ese sí me gustaba! Cuando era niña y pre adolescente pedía siempre a mis padres que me compraran un boleto para subirme. ¡Uno de mis preferidos!

Uno de los que da “vértigo”, es el Barco Pirata, de los más divertidos pero a su vez que provoca esa sensación “rara” en el estómago a causa de la adrenalina, eso sucede porque nuestro cuerpo baja mas rápido de lo que debería y por el cambio de velocidades tan rápidamente. Por tanto, ¡tenes que probarlo!

Rock and Samba, clásico de clásicos, ubicado frente a la Rueda Gigante. Con música a todo volumen la rueda gira muy rápidamente y la idea es sujetarse de la baranda para no caerse. Se va sentado pero siempre alguno se para, para demostrar al resto su equilibrio en la “pista”, aunque más de uno se ha llevado algún que otro porrazo.

¡Probablemente uno de los juegos más divertidos!

Lo más lindo, ser niño

Cuando uno era niño lo más lindo era cuando te subías a algún juego y esperabas ver a tus padres, abuela o tíos para saludarlos cuando tu carrito, caballo u helicóptero pasaba por donde ellos estaban, que alzaban su mano para responder ese saludo con su cara de felicidad viéndote disfrutar.

¡Pasan los años y eso no cambia!

Lucecitas de colores

De noche se encienden las luces de los juegos y se pueden divisar desde lejos. Sí venís por la rambla se pueden ver las luces sicodelicas y también tintineantes de la Montaña Rusa, de las Sombrillitas, del Barco Pirata o de la Rueda Gigante además de su reflejo en el mar. Eso da como resultado que sea uno de los paisajes más característicos de la zona a penas se oculta el sol.